Cibell Naime y su mortal gatito angora (II parte)


“Cibell es una fría y calculadora asesina”

-Declaraciones de los padres de Miguel Tauil a la prensa

Fotografía policial de Cibell Naime | Cortesía

A los 18 años Cibell Naime Yordi no era la típica joven, aún no terminaba el cuarto de bachillerato y se sentía algo “atrasada”, no quemó algunas etapas importantes de la adolescencia y la niñez como salir a fiestas hasta tarde, hacer pijamadas con amigas o tener novio, esto último era impensable puesto que su religión le establecía unirse en matrimonio con un feligrés (a elección de sus padres) druso, de hecho, sus padres ya habían planificado que en cuanto su hija terminara los estudios, se mudaría con el resto de sus familiares en el Líbano donde ya habían escogido a su futuro esposo, sin embargo, los planes cambiaron.

Leonardo Diaz Paruta (comisario encargado del caso del doble asesinato en los naranjos) se habría propuesto resolver ese caso lo antes posible, durante la búsqueda de pistas habló con la mamá de Miguel, quién relató que ese día recibió la visita de una clienta interesada en los perros que criaba Miguel para venta y que le había ofrecido café mientras esperaba que su hijo bajara las escaleras en cuestión de segundos, Juan, el compañero de su hijo llegó y juntos (los tres) salieron por la puerta principal.

El caso se vuelve cada vez más sonado entre los medios de comunicación y con ello, crecían las especulaciones. Como la única pista que había era el nombre de Adriana, se dijo que dicha mujer seguramente era la capitana de una banda de asalta casas y que los mató a ambos al verse imposibilitada de hacer alguna fechoría, también fue repetitiva la teoría de una venganza de algún cliente insatisfecho de Miguel, pues él como abogado esto era el pan de cada día de esa profesión.

Leonardo Díaz Paruta, Comisario encargado del caso | Cortesía

Mientras realizaban una investigación a profundidad en los documentos de Miguel y Juan, vieron esperanzas de encontrar a la tal Adriana. En las finanzas de Miguel había un movimiento reciente de una suma importante, lo raro es que la cuenta estaba a nombre de una firma médica y que aún más misterioso resultaba que el banco aseguraba que el dueño de la cuenta denunció que ese cheque fue falsificado. Al buscar al Doctor Naime, Díaz Paruta se encontró con que estaba de vacaciones, por lo que decidió esperar e ir armando piezas, pues veía en toda esa situación un móvil muy común, aunque macabro.

Cuando la familia Naime-Yordi regresó a Venezuela, el Doctor Shauki en uno de sus arranques de ira, le propinó de nueva cuenta, una golpiza a su hija, dejándola llena de hematomas y lesiones, y al día siguiente -18 de enero- la policía tocó a su puerta y la detuvo, a todas estas sus padres no sabían lo del crimen, se imaginaron que tenía que ver con el cheque, que sería otro episodio vergonzoso que su hija les hacía pasar.

Shauki Naime y su esposa se derrumbaron cuando supieron los cargan que le imputaban a su hija. Ya confesa, Cibell fue sometida a exámenes psiquiátricos, pues presentaba algunas conductas erráticas, principalmente con la prensa; dichos resultados fueron normales.

Momento del arresto de Naime | Cortesía

El viaje legal comenzaría el 23 de enero de 1995, donde se había agendado realizar una rueda de reconocimiento, pero la hinchada cara de la convicta no lo permitió, pero lo que si permitió fue la apertura de un expediente al doctor Naime por agresión. Al día siguiente se la llevo al lugar de los hechos, donde con tono calmado narraría lo que sucedió.

Así declaro Cibell los acontecimientos durante la reconstrucción de los hechos ante la juez 36 y la fiscal 66 del Ministerio Público:

“Esa tarde llegué en un taxi a Los Naranjos, me bajé frente a la garita de seguridad donde había cuatro vigilantes e hice el trayecto a pie hasta la quinta Taumus. Allá fui recibida por la mamá de Miguel quien me dio a tomar café, a los muchachos les inventé que una tía mía esperaba en la garita de vigilancia; así que salimos a buscarla en la camioneta Toyota Samurai de Miguel, yo me senté en el asiento posterior y antes de llegar a la entrada de la urbanización volví a pedir que me devolvieran el dinero, como Miguel se negó saqué la pistola que traje de casa para asustarlo y obligarlo a que me diera la plata, entonces se produjo un forcejeo dentro de la camioneta, fue cuando le disparé a la cabeza, cuando vi lo que había hecho me volteé hacia Juan Carlos que me miraba aterrado y le dije: perdóname, discúlpame, yo no soy mala pero no te puedo dejar vivo porque tú viste todo… entonces lo maté. Asustada me bajé de la Samurai y caminé hacia la salida, aproveché que un taxi venía pasando, lo abordé y así salí de la zona.”

Cibell Naime durante su declaración | Cortesía

Cibell fue sentenciada a 30 años de prisión por el Juez 25 Cristóbal Ramírez, dictando la pena máxima en Venezuela, bajo el cargo de homicidio intencional calificado por motivos fútiles con alevosía. premeditación y empleo de astucia. No fue sino un año más tarde donde la defensa apeló la condena alegando inestabilidad psicológica, através de un estudio privado donde se determinó que la convicta padecía “trastorno mixto de conducta tipo borderline” pero de nuevo ratificaron su salud mental con los informes previos realizados por la justicia, a lo que se le sobreseyó el delito de porte ilícito de arma.

Aunque la familia de Miguel y la de Juan no estaba contentos del todo, estaban tranquilos y seguros de que la criminal estaría 30 años en la cárcel sin poder hacerle daño a nadie más, pero esa tranquilidad dolo duró 6 años. En 2001 la jueza Norma Pérez Díaz de manera inesperada, le otorgó a Naime el beneficio de redención, decisión que prácticamente la ponía en libertad de manera inmediata, a lo que el Ministerio Público apeló con señalamientos importantes como que fue trasladada de cárcel por buen comportamiento, cuando presentaba conductas agresivas a compañeras de celda y guardias de maneras repetitivas, al punto de quemar el propio colchón donde dormía.

Los documentos presentaban muchas incongruencias, al punto de contradecirse entre sí, tan incomprensible resultó todo que se descubrió que días antes que la jueza dictaminara el beneficio para la convicta, vía taquilla de renovación, se realizó dicho acto al pasaporte de Naime, representando peligro de fuga.

La convicta durante uno de sus traslados siendo entrevistada por los medios | Cortesía

El beneficio contaba de un nuevo sitio de reclusión, donde podía salir los domingos y regresar el mismo día cumpliendo una serie de normativas, sin embargo, ese mismo año el juez Maikel Moreno le otorga libertad fundamentada en preparación académica y conducta, a solo 9 años de los 30 que le correspondía cumplir pero que seguiría cumpliendo en régimen de presentación.

Una Cibell de 29 años parecía no haber cambiado, no se presentaba con regularidad a los regímenes y tres años después solicitó un permiso con motivo médico, del cual usó como excusa para no aparecerse más en los juzgados. El papá de Miguel comentaría luego a la prensa “Ella se exhibe con su novio, come en restaurantes costosos y vive la buena vida” a lo que agregaría después:

“Mi hijo era muy apasionado con los animales, en la casa llegamos a tener hasta dos venados, gatos, conejos, gallinas, perros, de todo”, “Ese hombre (Naime) tenía caballos y yeguas y una de ellas se llama Cibell, ahí puedes ver el vínculo entre ellos. El día que la golpeó se acaba de enterar de que su hija había matado a dos personas, la acaba de descubir. Cibell era una malandra fumaba a escondidas, se escapaba de la casa, todas las referencias que obtuvimos después eran terribles”.

No pasó mucho tiempo para que desestimaran la medida, pero la ahora estaba en calidad de prófuga, de ella no se supo más por años aunque su familia estaba de lo más tranquila, sin preocupaciones.

Revista que reseña a Cibell | Cortesía

En 2008 la familia Naime volvió a aparecer en los periódicos, esta vez fue el hermano de Cibell, Fouad Naime, que resultó secuestrado y cuyo rescate su padre pagó resultando liberado en 12 horas, a todas estas, el apellido Naime volvió al recuerdo de la colectividad y no fue en vano. A través de la red social Facebook encontraron el perfil social de Cibell, donde se la ve feliz y sonriente con sus familiares.

El Padre de Miguel luego afirmaría:

“Ya no voy al cementerio, salgo de ahí muy mal.. al año siguiente de su muerte tomé mis maletas y me fui.. con la libertad de Cibell dejé de ir al cementerio, me estaba envenenando, no podía seguir viviendo con tanto dolor”

En 2017 volvería la polémica a la familia Naime, está vez Cibell fue objeto de investigación por presuntamente participar en las elecciones a la asamblea constituyente de Venezuela como candidata, que aunque suene loco, en este país los antecedentes penales tienen poco peso.

@katherine_zgs

Déjame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s