El misterioso robo de los pañuelos del presidente


 

“-Doctor Úslar, tengo un problema muy grave, me han robado…

-¡Cómo que lo han robado Dr. Escalante!

-Sí, me han robado

-¿Y qué le robaron?

-Los pañuelos.

-¿Cómo que le robaron los pañuelos? ¿Unos pañuelos nuevos?

-No, no, no, véngase por aquí, eran tres mil pañuelos que tenía en la gaveta.”

 

Conversación telefónica entre Arturo Úslar Pietri y Diógenes Escalante.

 

Diógenes Escalante junto a diplomáticos | Cortesía
Diógenes Escalante junto a diplomáticos | Cortesía

 

Esta historia casi queda en el olvido pues ocurrió hace bastante tiempo, sin embargo, el tema central jamás perderá vigencia, pero ¿de qué estamos hablando?

Diógenes Escalante fue un venezolano que muchos desconocen a pesar de pertenecer a la historia contemporánea de nuestro país, de haber sido Presidente, éste señor pudo haber trascendido en la historia venezolana. Me excuso de antemano por lo difícil que resultó encontrar material fotográfico de este personaje.

Diógenes Escalante Ugarte nació en Queniquea (estado Táchira) el 24 de octubre de 1879, su padre Timoteo Escalante, fue fiel seguidor del Partido Liberal Amarillo de la época, lo que despertó en el pequeño Diógenes inquietud por la política. Tuvo dos hermanos, Santiago y Calixto, que posteriormente perdieron la vida en la batalla de Las Piedras.

Conoció y siguió las ideas de Espíritu Santo Morales, su mentor político. En las primeras décadas del siglo XX fundó y dirigió el periódico El nuevo Diario.

Se casó con Isabel Álamo Ibarra, con quien tuvo tres hijos. Tiempo después, renunciaría a su periódico para partir a Europa con la idea de comenzar  una carrera diplomática, que le permitió codearse con intelectuales de la época.

En París obtuvo el grado de Doctor en Ciencias Políticas, amplió sus conocimientos en inglés, y eso lo condujo a desempeñar el cargo de Ministro Plenipotenciario en Londres durante casi por quince años. Es allí, cuando el gobierno del General Juan Vicente Gómez se interesa en él y le envía a Ginebra para defender los límites de Venezuela ante Colombia el 26 de enero de 1934.

Al morir Juan Vicente Gómez, un joven de nombre Eleazar López Contreras y que fue su exalumno, posteriormente le nombraría Ministro de Relaciones Interiores y luego su secretario particular.

Cuando llegó al poder el general Isaías Medina Angarita, con quien cosecharía una amistad, Escalante dirigió trabajos en varias embajadas.

Isaías Medina Angarita durante una rueda de prensa | Cortesía
Isaías Medina Angarita durante una rueda de prensa | Cortesía

 

En 1945, como embajador en Washington D.C., acudió a la Conferencia Internacional de Seguridad de San Francisco como delegado por Venezuela, donde se estableció la Carta Magna de la Libertad como consecuencia de la Segunda Guerra Mundial.

Durante el transcurso de la guerra, Diógenes Escalante sirvió como embajador en los Estados Unidos. Fue un fiel seguidor de las ideas americanistas, y siempre defendió la idea de la unión del continente.

El entonces Presidente de Venezuela, Isaías Medina, luego de un prolongado proceso en busca de su sucesor, propuso a Escalante como candidato por el partido gobernante PDV (Partido Democrático Venezolano) para las elecciones de 1946, a consecuencia de un artículo de prensa, que sugirió para el aún embajador le sería fácil ganar cualquier cargo político.

Días después, Escalante regresó al país con su familia. Su eventual aspiración presidencial, recibió el respaldo de una nueva agrupación política conocida como Acción Democrática. Luego de algunas dudas Diógenes se dispuso a aceptar la candidatura y comenzar su campaña electoral.

Diógenes Escalante durante la campaña electoral | Cortesía
Diógenes Escalante durante la campaña electoral | Cortesía

 

Tras pocos días en Caracas y en medio de la agitación propia, halagos y el arduo trabajo como candidato y futuro presidente, se hicieron notorios ciertos cambios en la personalidad del dirigente político.

Los síntomas fueron empeorando y el 3 de septiembre de 1945, fue cuando se hizo evidente que algo más sucedía en la cabeza del Doctor Escalante.

Diógenes fue citado para reunirse urgentemente en el Palacio de Miraflores con el Presidente, el gabinete de gobierno y la dirigencia del partido PDV. El secretario privado de Escalante, Ramón José Velásquez acudió al Hotel Ávila donde se hospedaba para hacerle llegar una convocatoria, no obstante, comenzó a notar que Escalante respondía frases con poco sentido lógico, algo que jamás pasaba.

El retardo en la comparecencia de Escalante a la reunión pautada, hizo que el Jefe de Edecanes del Presidente, Coronel Ulpiano Varela y el Ministro del Interior Arturo Uslar Pietri se comunicaran con Velásquez de inmediato, quien momentos después les informaría de la extraña actitud del político.

Diógenes Escalante | Cortesía
Diógenes Escalante | Cortesía

 

Mientras transcurrían las llamadas y planificaciones para su campaña, fue exteriorizando una serie de episodios psicóticos, que iban desde confusiones y distracciones, hasta decir que le habían robado las camisas y cuando le hacen ver que aún tiene sus camisas declara que se las han cambiado y no son suyas.

Una Junta Médica conformada por los Doctores Rafael González Rincones, Vicente Peña, Miguel Ruíz Rodríguez y Enrique Tejera, certificaron que Diógenes Escalante estaba atravesando por momentos de mucho estrés y que esto lo condujo a una “locura” temporal.

La noticia, que luego se hizo pública provocó la consternación del gobierno y buena parte del país, arruinando por completo su candidatura a las elecciones presidenciales y marcando el fin de su carrera política.

En un ocasional momento de lucidez, al comunicársele que debía someterse a tratamiento, pidió a su esposa que avisara a sus partidarios que le perdonaran “por no responder al honor que me hacían al poner en mis manos el destino de Venezuela”, frase que salió de su boca textualmente.

Diógenes Escalante | Cortesía
Diógenes Escalante | Cortesía

 

El partido PDV, no le quedó de otra que convocar una nueva reunión para designar un nuevo candidato, que resultó ser el Ministro de Agricultura, Ángel Biaggini, cuya candidatura no fue bien recibida por los opositores del Gobierno y no gozaba de buena aceptación en distintos sectores de la sociedad.

Se considera que este hecho y la repentina enfermedad de Escalante desencadenaron el golpe de estado del día 18 de octubre de 1945 contra Medina Angarita propiciado por integrantes de la Fuerza Armada, en combinación con líderes del partido Acción Democrática.

Posteriormente, se realizó su traslado a un centro psiquiátrico en la ciudad de Miami por orden del Presidente de los Estados Unidos de aquella época, Harry Truman, quien había conocido a Escalante durante su labor como Embajador de Venezuela en Washington.

Pocos días después, el 11 de septiembre de 1945 partió Diogenes Escalante en un avión Bombardero de bandera estadounidense enviado por el Comandante George Brett, adscrito al Canal de Panamá siguiendo instrucciones del Presidente Truman.

Diógenes dio su último aliento en la ciudad de Miami el 13 de noviembre de 1964 sin aparentemente poder recuperar su salud mental.

 

Mucho se especuló de la repentina perdida de razón y su traslado a EEUU. A qui les dejo algunas teorías que se plantearon en la época.

Teorías conspirativas
Teorías conspirativas

 

@Katherine

Anuncios

Déjame tu opinión

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s